Tipos de Almacenamiento en la Web (Web Hosting)

 In Hospedaje Web

El almacenamiento en la web, alojamiento web o web hosting es un término que se da al servicio que se da a todos las personas que usan el internet como almacenamiento. El nombre del concepto se basa en un sistema donde se pueden respaldar distintos tipos de información, ya sean datos, fotos, vídeos y formatos específicos como lo son los Gifs (secuencias de imágenes que sugieren una secuencia). El almacenamiento en la web generalmente se le llama web hosting, esto se debe a que el servidor que se elije, da “hospedaje” a la información que determina una página web o cualquier sistema de software que se desee. En pocas palabras, los distintos servidores de internet proporcionan un sistema de almacenamiento o de “web host” que permite la creación de un lugar dónde se puede almacenar información, ya sean correos electrónicos, datos personales, entre otros… y plasmarlos en un lo que solía ser un concepto virtual, ahora una realidad conceptual, que permite un acceso y almacenamiento pragmático.

 

Existen distintos tipos de almacenamiento o alojamiento web; compartido, revendedor, de imágenes, alojamiento en la nube, de colocación, administrado, no administrado, servidores dedicados, servidor virtual y alojamiento gratuito. Cada uno de los distintos tipos de alojamiento comprenden una serie de características que permiten diferenciarse de otros y proporcionar servicios definidos correspondientes a las necesidades de los usuarios. Es importante conocer las características de estos, de manera que se elija el tipo de almacenamiento idóneo y congruente a las necesidades de los diferentes tipos de usuarios.

 

El alojamiento vía servidor virtual hace uso de una “maquina virtual” la cual administra distintos usuarios controlando dispositivos ya sean tablets, teléfonos inteligentes, computadoras etc.. pertenecientes a un solo dominio o usuario. La maquina virtual proporciona beneficios que repercuten en la practicidad y costos del servidor, ya que esta lleva a cabo programas de manera individual como un clon de una computadora normal. En adición a esto, este tipo de servidor puede seleccionar programas específicos a ejecutar por lo que se recomienda para tareas de programación y diseño.

 

El alojamiento compartido como su nombre lo indica, es un servicio donde se permite el alojamiento de distintos usuarios por medio de un mismo servidor programado. Es decir, el servidor distribuye la capacidad de almacenamiento que tiene entre la cantidad de usuarios que le corresponden, reduciendo la inversión monetaria tanto del servidor como de los usuarios. Generalmente estos servidores ofrecen una buena calidad en sus servicios, mas si la cantidad de usuarios rebasa las capacidad del servidor, la eficiencia y del desempeño de este se verá afectado. Aunque la seguridad resulta ser prometedora, se encuentran casos en los que la estabilidad del servidor se ve afectada a causa de fallas en la administración de los recursos, por lo que se deben tomar en cuenta las capacidades del servicio a elegir.

 

El alojamiento revendedor es aquel que presta sus servicios a otras compañías o individuos que desean conformar un servidor similar, es decir, el servicio se “revende”. Este tipo de servidores comprenden una gran cantidad de espacio de almacenamiento, de manera que pueda soportar la carga informática del usuario y los que lo comprenden. El alojamiento de imágenes, se encuentra principalmente por medio de servidores y redes sociales. En su mayoría estos se ofrecen de manera gratuita. Los servidores que ofrecen este servicio basan sus ganancias en los distintos tipos de publicidad que ofrecen los usuarios y las empresas privadas.

 

El alojamiento en la nube comprende tecnologías más evolucionadas que hacen uso de distintos tipos de maquinarias, cuyos programas corresponden a tareas específicas. Todos los medios tecnológicos que comprenden al servidor se encuentran conectados por medio de sistemas de almacenamiento masivos, ya que la complejidad de la nube será equivalente al número de servidores y maquinaria que posea el usuario o empresa. La seguridad del almacenamiento en la nube se ve fortalecida mediante la variedad de servidores que implica. La accesibilidad a datos y practicidad implícita ofrecen una variedad de beneficios a aquellos que deciden hacer uso de este tipo de alojamiento.

 

El servicio de colocación es el que permite alojar datos en centros de almacenamientos, este tipo de servicio comprende un software específico que limita a sus candidatos. También podemos encontrar el alojamiento web administrado y no administrado, estos tipos de servidores ofrecen dos opciones. El no administrado brinda los elementos básicos para crear la nube, más el usuario debe llevar a cabo todos los procesos y no cuenta con servicios que garantizan la protección de datos. El administrado, por otra parte, ofrece todo el apoyo técnico relacionado con procesos de configuración, seguridad y otros por un precio mayor. El servidor dedicado, en sí comprende una computadora que puede ser usada por un número de usuarios ilimitados. En lugar de compartir un servidor, se comparte la computadora donde se lleva a cabo el proceso o consulta de datos deseada.

 

El servidor gratuito es aquel que se adquiere sin costo alguno, estos tipos de servidores no cuentan con las mismas capacidades con los mencionados anteriormente y comprenden una serie de limitaciones en las distintas áreas que conforman la nube.

 

Debido a las distintas opciones que ofrecen los múltiples servidores, se sugiere llevar a cabo un análisis de los aspectos que se catalogan como necesidades de cada usuario, ya sea empresa o individuo, de manera que el servidor a elegir sea satisfactorio.

Recent Posts

Leave a Comment

Contáctanos

Envíanos tus datos. Uno de nuestros asesores se comunicará con usted a la brevedad.

Not readable? Change text. captcha txt
0

Start typing and press Enter to search